Implantología

Metronidazol y Amoxicilina: Uso combinado en el tratamiento sistémico de infecciones periodontales


(Foto:Pixabay)


NOTA IMPORTANTE: En la guía clínica del tratamiento de las periodontitis de la Federación Europea de Periodoncia (EFP), publicada en marzo de 2020, se recomienda expresamente no utilizar los antibióticos sistémicos en el tratamiento de las periodontitis. Dicha guía ha sido adaptada por la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA):

Adopción/Adaptación para España de la Guía de Práctica Clínica de Nivel S3 de la Federación Europea de Periodoncia (EFP). Tratamiento de la Periodontitis en Estadios I-III



 

Ricardo Teles
Senior Member of the Staff Department of Applied Oral Science, Center for Periodontology, the Forsyth Institute

Flavia R. Teles
Assistant Member of the Staff Department of Applied Oral Science, Center of Periodontology, the Forsyth Institute

El uso combinado de antibióticos sistémicos en el tratamiento de las enfermedades periodontales siempre ha sido un argumento más bien controvertido. La resistencia al uso sistemático de estos agentes en la terapia periodontal se basaba en varios elementos, entre los que se incluyen: la falta de mejores resultados respecto de la terapia mecánica convencional; un alto grado de recolonización de la flora microbiana subgingival, lo cual, prácticamente requeriría de varios tratamientos de antibióticos para mantener los avances clínicos obtenidos y la introducción de resistencia bacteriana. A pesar de estas convicciones, desde finales de los años setenta, se han ido ensayando distintos antibióticos sistémicos en combinación con la eliminación mecánica del tejido enfermo en el tratamiento de las infecciones periodontales con resultados no siempre uniformes. Por último, recientes descubrimientos científicos han conducido al desarrollo de una terapia antimicrobiana muy eficaz para el tratamiento de las enfermedades periodontales y, en particular, el uso de una combinación sistémica de metronidazol y amoxicilina. Por casualidad, se observó que el uso de metronidazol para tratar las infecciones vaginales dio como resultado la mejora de las condiciones de las encías de los sujetos tratados1. Esta observación condujo a que el metronidazol, altamente activo contra las bacterias anaeróbicas, también se ensayara en el tratamiento de las enfermedades periodontales2- 4. Muchos años después, el uso de este fármaco se combinó con amoxicilina en un intento de tratar las infecciones de Aggregatibacter actinomycetemcomitans en sujetos adultos5,6. Estos estudios han puesto en marcha una nueva era basada en el uso de antibióticos sistémicos para tratar las infecciones periodontales, aunque probablemente se basaban en suposiciones erróneas sobre la relevancia del A. actinomycetemcomitans como agente etiológico en los casos documentados y sobre los efectos específicos de la combinación de antibióticos en estos sujetos. Desde los primeros informes, muchos ensayos clínicos han examinado el uso complementario de esta combinación de agentes microbióticos en el tratamiento de las periodontitis agresivas7-13 y de formas de periodontitis crónicas de moderadas a severas14-20. Los datos recogidos en estos estudios apuntan en gran medida hacia el uso de antibióticos sistémicos. En este trabajo presentamos los elementos más importantes que apoyan el uso sistémico de metronidazol y amoxicilina en el tratamiento de las enfermedades periodontales así como recomendaciones sobre su uso adecuado.

Efectos clínicos

La superioridad clínica de la terapia sistémica basada en metronidazol y amoxicilina en el raspado y alisado radicular (SRP) no siempre ha sido evidente. El uso de valores promedio de profundidad de sondaje (PD) para toda la cavidad bucal y el nivel de inserción clínica (CAL) daba la impresión de que las pequeñas diferencias encontradas fueran de una importancia clínica mínima. Sin embargo, la consideración de los efectos de esta terapia en categorías distintas de PD ha revelado que el metronidazol y la amoxicilina dan como resultado cambios estadísticamente significativos y clínicamente relevantes en los lugares más profundos7,19-21. En los últimos años, los investigadores han preferido documentar el número o porcentaje de los lugares de profundidad crítica residual (PD = 5 mm) obtenidos después del tratamiento sistemático con metronidazol y amoxicilina comparándolos únicamente con el SRP7,15,19,22. Este resultado clínico es particularmente importante debido a que la indicación clínica para la cirugía periodontal se determina por el número de bolsas residuales después de la terapia inicial. Por otra parte, estudios recientes han sugerido que el número de bolsas residuales puede dar a los médicos clínicos una estimación del riesgo de la futura progresión de la enfermedad y la pérdida de los dientes23,24. Limitando el número de bolsas residuales, el metronidazol y amoxicilina pueden reducir la necesidad de cirugía periodontal25 e inducir una estabilidad a largo plazo del periodonto que permanece. De hecho, el uso de estos antibióticos sistémicos se ha asociado a una menor progresión de la enfermedad durante 6 meses y hasta 2 años20 después de un solo tratamiento de antibióticos. Un reciente estudio transversal de Goodson et al.26 ha demostrado que las ventajas obtenidas con un único tratamiento a base de metronidazol y amoxicilina pueden durar hasta 2 años, incluso en ausencia de la terapia periodontal intensiva. Aunque la mayor parte de los beneficios clínicos iniciales son más evidentes en los lugares más profundos, este tratamiento también parece tener un efecto en los sitios superficiales. Esto viene sugerido por una disminución en el porcentaje de sitios con posterior pérdida de inserción que se verifican durante el mantenimiento. Dado que la pérdida de inserción en los pacientes sometidos a terapia periodontal se produce antes en los lugares superficiales27, parece que también estos últimos se benefician del uso de estos antibióticos sistémicos.

Duración de la administración de los medicamentos en la terapia mecánica

En el 2004, la American Academy of Periodontology (AAP) recomendó que la terapia a base de antibióticos sistémicos se utilizara en pacientes con sitios sin resolver y/o en progresión después del tratamiento periodontal mecánico convencional28.

Esto implica que se deba proceder a una revisión de los resultados de la terapia mecánica antes de cualquier decisión sobre el uso de antibióticos sistémicos, retrasándose así su uso hasta 3 meses después de la terapia inicial.

Esta idea ha sido cuestionada por estudios recientes, que han demostrado que los antibióticos sistémicos han obtenido mejores resultados clínicos cuando se administran inmediatamente después de la terapia mecánica en lugar de 3 o 6 meses después del SRP9,13. Sin embargo, al retrasar el inicio de la terapia con antibióticos es posible que se produzca una regresión de la biopelícula subgingival a su originaria complejidad, disminuyendo los beneficios ofrecidos por una reciente destrucción mecánica de su estructura. La menor reducción del número de bacterias subgingivales también podría comprometer la curación de las bolsas periodontales13. Además, este periodo de curación podría reducir la cantidad de antibióticos que se administran en el sitio a causa de una menor perfusión y permeabilidad de los capilares asociados a la inflamación13, de un menor flujo GCF y de una mejor barrera epitelial. Por esta razón, la terapia de antibióticos sistémicos complementarios debería comenzar durante la fase inicial antiinfecciosa o después de la primera sesión de SRP o inmediatamente después de la terminación de la SRP final y no como un retratamiento alternativo.

Continúa...



NOTA IMPORTANTE: En la guía clínica del tratamiento de las periodontitis de la Federación Europea de Periodoncia (EFP), publicada en marzo de 2020, se recomienda expresamente no utilizar los antibióticos sistémicos en el tratamiento de las periodontitis. Dicha guía ha sido adaptada por la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA):

Adopción/Adaptación para España de la Guía de Práctica Clínica de Nivel S3 de la Federación Europea de Periodoncia (EFP). Tratamiento de la Periodontitis en Estadios I-III



 

¿Quién debería ser tratado con la terapia sistémica de metronidazol y amoxicilina?

El uso de antibióticos sistémicos puede ser peligroso, por lo que los investigadores han identificado a las personas que más se beneficiarían de esta terapia, tratando de limitar su uso.

Se ha comprobado que ciertas categorías de pacientes considerados como de mayor riesgo de progresión de la enfermedad periodontal, como las periodontitis graves, deberían ser tratadas preferentemente con antibióticos sistémicos29. Además, numerosos estudios han tratado de relacionar la elección del agente antibiótico con la presencia de patógenos periodontales específicos y algunos han sugerido que el metronidazol y amoxicilina serían especialmente beneficiosos cuando el A. actinomycetemcomitans está presente en niveles elevados5,6,30. Posteriormente, el mismo grupo recomendó el uso de la combinación de antibióticos para el tratamiento de una periodontitis crónica asociada con Porphyromonas gingivalis22. Otros investigadores han sugerido que este tratamiento podría afectar negativamente a los individuos infectados con P. gingivalis, pero no con A. actinomycetemcomitans31. Un estudio reciente ha recomendado el uso de metronidazol y amoxicilina junto a la terapia mecánica en pacientes con periodontitis crónica de moderada a severa que presenten A. actinomycetemcomitans y/o P. gingivalis20.

Recientes pruebas ponen en duda la relevancia del diagnóstico clínico de periodontitis agresiva o crónica y cualquier test microbiológico para guiar el uso de esta combinación antimicrobiana25,32-34.

Se ha sugerido que, incluso en la ausencia de una evidente A. actinomycetemcomitans y/o P. gingivalis, los pacientes con periodontitis respondían positivamente al metronidazol y a la amoxicilina32. Además, parece que los pacientes responden bien a la utilización de metronidazol y amoxicilina con independencia del diagnóstico clínico de periodontitis crónica33 o agresiva34 y que la gravedad y la extensión de la enfermedad son los factores más relevantes para la toma de la decisión.

Sin embargo, todavía faltan en la literatura indicaciones clínicas precisas que determinen la necesidad de tratamiento complementario con metronidazol y amoxicilina.

No obstante, debido a su notable efecto sobre la reducción del número de bolsas residuales, en los casos en los que el médico sospeche que pueda haber un gran número de sitios profundos residuales, se debería prescribir esta combinación de antibiótico.

Dosis y dosificación

La literatura no muestra ninguna consistencia respecto de la dosis (la cantidad de antibiótico que debe administrarse de una sola vez), la dosificación (la frecuencia y la cantidad de antibiótico administrado a un paciente) y la duración del tratamiento con metronidazol y amoxicilina. Los diferentes tratamientos se definían, de algún modo, de modo arbitrario y en los manuscritos no había rastro de la base científica sobre la que tomar una decisión, siendo muy difícil, por lo tanto, dar una indicación definitiva. Además, sólo unos pocos estudios clínicos informaban de la incidencia de eventos adversos asociados al uso de antibióticos, lo cual dificulta la valoración de si los tratamientos prolongados supondrían una mayor incidencia de efectos adversos. La única manera de determinar el mejor tratamiento para esta combinación de antibióticos sería mediante un ensayo clínico aleatorio (ECA) para valorar no sólo el impacto de los diferentes tratamientos periodontales, sino también la incidencia de efectos adversos. En ausencia de esta información, el facultativo debería optar por un enfoque conservador y utilizar la dosis más baja y la duración más breve documentada en la literatura con la ventaja añadida del SRP. Además, un tratamiento más corto de antibióticos reduce las posibilidades de seleccionar especies resistentes35. Por nuestra parte, aconsejamos 250 mg de metronidazol y 500 mg de amoxicilina, 3 veces al día durante 7 días16,20.

Relación costes-beneficios

Como se ha mencionado con anterioridad, el uso de antibióticos sistémicos no está exento de riesgos. Los médicos deberían evaluar la relación entre los costes y los beneficios antes de prescribir estos medicamentos tan potentes. Hemos destacado los beneficios clínicos que pueden obtenerse con el uso combinado de metronidazol y amoxicilina y los cambios que podrían reducir la necesidad de posteriores tratamientos invasivos tales como la cirugía periodontal y la sustitución de los dientes perdidos.

Además, estos medicamentos están disponibles al público y no influyen en los gastos de la terapia antiinfecciosa periodontal36. También hay que añadir que han sido ampliamente utilizados durante más de treinta años y que, en gran medida, existe una buena documentación relativa a su seguridad25. Sin embargo, teniendo en cuenta la relación costes/beneficios de esta terapia, es importante examinar los efectos secundarios asociados a los mismos. Numerosos estudios que han utilizado esta combinación de antibióticos sistémicos han documentos únicamente leves efectos adversos en los participantes en el estudio7, 8, 10-12.15,19-21.37.

La gran mayoría de los eventos adversos fueron leves síntomas gas trointestinales y la frecuencia de otros efectos adversos tales como mareos, sabor metálico y alteraciones de los tejidos blandos intraorales no era significativamente mayor en los grupos tratados con antibióticos en comparación con los del placebo34. También se han documentado unos pocos casos de pacientes que suspendieron el tratamiento debido a los efectos secundarios de leves a graves9,20. La resistencia bacteriana es probablemente la única y más importante razón por la que los médicos deberían evitar el uso indiscriminado de antibióticos sistémicos para tratar las infecciones periodontales. Sin embargo, las preocupaciones relativas a la resistencia a los antibióticos no deberían impedir a los médicos el uso de estos medicamentos para tratar las enfermedades periodontales cuando esté indicado. Existen pautas en la literatura médica para el uso prudente de antibióticos y así poder minimizar el riesgo de resistencia. Estas pautas incluyen: utilizar los antibióticos sólo cuando se pueda mejorar la situación del paciente; usar antibióticos de espectro reducido siempre que sea posible; reservar la nueva generación de antibióticos para las infecciones más graves que pongan en riesgo la supervivencia; interrumpir tan pronto como sea posible la terapia antibiótica38. Los periodoncistas pueden seguir fácilmente estas líneas mientras que ofrecen a sus pacientes los beneficios clínicos de la utilización de metronidazol y amoxicilina. Además, el uso de una combinación de antimicrobianos con diferentes modos de acción reduce la posibilidad de inducir una resistencia bacteriana.

Continúa...



NOTA IMPORTANTE: En la guía clínica del tratamiento de las periodontitis de la Federación Europea de Periodoncia (EFP), publicada en marzo de 2020, se recomienda expresamente no utilizar los antibióticos sistémicos en el tratamiento de las periodontitis. Dicha guía ha sido adaptada por la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA):

Adopción/Adaptación para España de la Guía de Práctica Clínica de Nivel S3 de la Federación Europea de Periodoncia (EFP). Tratamiento de la Periodontitis en Estadios I-III



 

Conclusiones

Hasta el momento, todos los estudios publicados que comparan el uso de metronidazol y amoxicilina con el recurso de la sola terapia mecánica documentaban un beneficio clínico significativo asociado al uso de esta combinación. Esta información, junto con su perfil de seguridad, debería ser suficiente para que estos medicamentos puedan ser recomendados como primera elección en el tratamiento de las infecciones periodontales. Al campo de la periodontología le ha costado más de 40 años de investigación sobre los antibióticos sistémicos combinados logran este tipo de tratamiento y la mayoría de las ECA que apoyan sus indicaciones han sido publicadas en los últimos diez años. Esto implica que puede que aún falten algunos decenios para lograr una terapia antiinfecciosa eficaz.

Mientras que no se demuestre que otro tratamiento distinto de éste dé resultados clínicos superiores con una seguridad similar o mayor, esta combinación ha de ser considerada como el estándar de tratamiento para los pacientes con formas generalizadas de periodontitis de moderada a severa.

Correspondencia:
Ricardo Palmier Teles
Department of Applied Oral Sciences, Center for Periodontology - The Forsyth Institute 245 First Street, Cambridge, MA 02142, USA
Tel. 617-892-8556
rteles@forsyth.org

1. Shinn DLS. Metronidazole in acute ulcerative gingivitis. Lancet 1962;279:1191.

2. Loesche WJ, Giordano JR, Hujoel P, Schwarcz J, Smith BA. Metronidazole in periodontitis: reduced need for surgery. J Clin Periodontol 1992;19:103-112.

3. Loesche WJ, Giordano JR. Metronidazole in periodontitis V: debridement should precede medication. Compendium 1994;15:1198, 1201, 1203 passim; quiz 1218.

4. Loesche WJ, Schmidt E, Smith BA, Caffessee R, Stoll J. Metronidazole therapy for periodontitis. J Periodontal Res 1987;22:224-226.

5. van Winkelhoff AJ, Rodenburg JP, Goene RJ, Abbas F, Winkel EG, de Graaff J. Metronidazole plus amoxycillin in the treatment of Actinobacillus actinomycetemcomitans associated periodontitis. J Clin Periodontol 1989;16:128-131.

6. van Winkelhoff AJ, Tijhof CJ, de Graaff J. Microbiological and clinical results of metronidazole plus amoxicillin therapy in Actinobacillus actinomycetemcomitans-associated periodontitis. J Periodontol 1992;63:52-57.

7. Guerrero A, Griffiths GS, Nibali L, et al. Adjunctive benefits of systemic amoxicillin and metronidazole in non-surgical treatment of generalized aggressive periodontitis: a randomized placebocontrolled clinical trial. J Clin Periodontol 2005;32:1096-1107.

8. Yek EC, Cintan S, Topcuoglu N, Kulekci G, Issever H, Kantarci A. Efficacy of amoxicillin and metronidazole combination for the management of generalized aggressive periodontitis. J Periodontol 2010;81:964-974.

9. Griffiths GS, Ayob R, Guerrero A, et al. Amoxicillin and metronidazole as an adjunctive treatment in generalized aggressive periodontitis at initial therapy or re-treatment: a randomized controlled clinical trial. J Clin Periodontol 2011;38:43-49.

10. Varela VM, Heller D, Silva-Senem MX, Torres MC, Colombo AP, Feres-Filho EJ. Systemic antimicrobials adjunctive to a repeated mechanical and antiseptic therapy for aggressive periodontitis: a 6-month randomized controlled trial. J Periodontol 2011;82:1121-1130.

11. Baltacioglu E, Aslan M, Sarac O, Saybak A, Yuva P. Analysis of clinical results of systemic antimicrobials combined with nonsurgical periodontal treatment for generalized aggressive periodontitis: a pilot study. J Can Dent Assoc 2011;77:b97.

12. Mestnik MJ, Feres M, Figueiredo LC, Duarte PM, Lira EA, Faveri M. Short-term benefits of the adjunctive use of metronidazole plus amoxicillin in the microbial profile and in the clinical parameters of subjects with generalized aggressive periodontitis. J Clin Periodontol 2010;37:353-365.

13. Kaner D, Christan C, Dietrich T, Bernimoulin JP, Kleber BM, Friedmann A. Timing affects the clinical outcome of adjunctive systemic antibiotic therapy for generalized aggressive periodontitis. J Periodontol 2007;78:1201-1208.

14. Berglundh T, Krok L, Liljenberg B, Westfelt E, Serino G, Lindhe J. The use of metronidazole and amoxicillin in the treatment of advanced periodontal disease. A prospective, controlled clinical trial. J Clin Periodontol 1998;25:354-362.

15. Cionca N, Giannopoulou C, Ugolotti G, Mombelli A. Amoxicillin and metronidazole as an adjunct to full-mouth scaling and root planing of chronic periodontitis. J Periodontol 2009;80:364-371.

16.Ribeiro Edel P, Bittencourt S, Zanin IC, et al. Full-mouth ultrasonic debridement associated with amoxicillin and metronidazole in the treatment of severe chronic periodontitis. J Periodontol 2009;80:1254-1264.

17.Moeintaghavi A, Talebi-ardakani MR, Haerian-ardakani A, et al. Adjunctive effects of systemic amoxicillin and metronidazole with scaling and root planing: a randomized, placebo controlled clinical trial. J Contemp Dent Pract 2007;8:51-59.

18.Rooney J, Wade WG, Sprague SV, Newcombe RG, Addy M. Adjunctive effects to non-surgical periodontal therapy of systemic metronidazole and amoxycillin alone and combined. A placebo controlled study. J Clin Periodontol 2002;29:342-350.

19.Silva MP, Feres M, Sirotto TA, et al. Clinical and microbiological benefits of metronidazole alone or with amoxicillin as adjuncts in the treatment of chronic periodontitis: a randomized placebo-controlled clinical trial. J Clin Periodontol 2011;38:828-837.

20.Ehmke B, Moter A, Beikler T, Milian E, Flemmig TF. Adjunctive antimicrobial therapy of periodontitis: long-term effects on disease progression and oral colonization. J Periodontol 2005;76:749-759.

21.Matarazzo F, Figueiredo LC, Cruz SE, Faveri M, Feres M. Clinical and microbiological benefits of systemic metronidazole and amoxicillin in the treatment of smokers with chronic periodontitis: a randomized placebo-controlled study. J Clin Periodontol 2008;35:885-896.

22.Winkel EG, Van Winkelhoff AJ, Timmerman MF, Van der Velden U, Van der Weijden GA. Amoxicillin plus metronidazole in the treatment of adult periodontitis patients. A doubleblind placebo-controlled study. J Clin Periodontol 2001;28:296-305.

23.Matuliene G, Pjetursson BE, Salvi GE, et al. Influence of residual pockets on progression of periodontitis and tooth loss: results after 11 years of maintenance. J Clin Periodontol 2008;35:685-695.

24.Matuliene G, Studer R, Lang NP, et al. Significance of Periodontal Risk Assessment in the recurrence of periodontitis and tooth loss. J Clin Periodontol 2010;37:191-199.

25. Mombelli A, Cionca N, Almaghlouth A. Does adjunctive antimicrobial therapy reduce the perceived need for periodontal surgery? Periodontol 2000 2011;55:205-216.

26.Goodson JM, Haffajee A, Socransky S, et al. Control of Periodontal Infections: a randomized controlled trial I. The primary outcome attachment gain and pocket depth reduction at treated sites. J Clin Periodontol 2012;39(6):526-36.

27. Teles RP, Patel M, Socransky SS, Haffajee AD. Disease progression in periodontally healthy and maintenance subjects. J Periodontol 2008;79:784-794.

28.Slots J. Systemic antibiotics in periodontics. J Periodontol 2004;75:1553-1565.

29. van Winkelhoff AJ, Rams TE, Slots J. Systemic antibiotic therapy in periodontics. Periodontol 2000 1996;10:45-78.

30. Winkel EG, van Winkelhoff AJ, van der Velden U. Additional clinical and microbiological effects of amoxicillin and metronidazole after initial periodontal therapy. J Clin Periodontol 1998;25:857-864.

31. Flemmig TF, Milian E, Karch H, Klaiber B. Differential clinical treatment outcome after systemic metronidazole and amoxicillin in patients harboring Actinobacillus actinomycetemcomitans and/or Porphyromonas gingivalis. J Clin Periodontol 1998;25:380-387.

32. Cionca N, Giannopoulou C, Ugolotti G, Mombelli A. Microbiologic testing and outcomes of full-mouth scaling and root planing with or without amoxicillin/metronidazole in chronic periodontitis. J Periodontol 2010;81:15-23.

33.Sgolastra F, Gatto R, Petrucci A, Monaco A. Effectiveness of Systemic Amoxicillin/Metronidazole as Adjunctive Therapy to Scaling and Root Planing in the Treatment of Chronic Periodontitis: a Systematic Review and Meta-Analysis. J Periodontol 2012 .

34. Sgolastra F, Petrucci A, Gatto R, Monaco A. Effectiveness of Systemic Amoxicillin/Metronidazole as an Adjunctive Therapy to Full-Mouth Scaling and Root Planing in the Treatment of Aggressive Periodontitis: a Systematic Review and Meta-Analysis. J Periodontol 2011 .

35.Pallasch TJ. Pharmacokinetic principles of antimicrobial therapy. Periodontol 2000 1996;10:5-11.

36.Heasman PA, Vernazza CR, Gaunt FL, Pennington MW. Cost-effectiveness of adjunctive antimicrobials in the treatment of periodontitis. Periodontol 2000 2011;55:217-230.

37. Xajigeorgiou C, Sakellari D, Slini T, Baka A, Konstantinidis A. Clinical and microbiological effects of different antimicrobials on generalized aggressive periodontitis. J Clin Periodontol 2006;33:254-264.

38. Collignon PJ. 11: Antibiotic resistance. Med J Aust 2002;177:325-329.

Más noticias

La salud digestiva comienza en la boca sermade mayores habitos saludables
Eventos

Con motivo de la celebración del Día Internacional de las Personas Mayores (1 de octubre), cabe destacar que este envejecimiento de la población está poniendo de manifiesto la necesidad de cubrir más servicios relacionados con las generaciones más envejecidas y repensar el futuro de los cuidados de los más mayores, incluyendo en este caso su salud bucodental

Pedro Sanchez simposio ramon y cajal
Actualidad

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha afirmado que "los próximos Presupuestos Generales para el año 2023, cuyo anteproyecto vamos a aprobar en breve, incrementará una vez más la partida destinada a la Ciencia".

CORAZÓN pexels puwadon sangngern 5340280
Actualidad

Con motivo de la celebración del Día Mundial del Corazón, el Consejo General de Dentistas recuerda que la segunda causa de muerte más frecuente en nuestro país es debida a enfermedades cardiovasculares, que pueden estar vinculadas a problemas bucodentales.

DM GESTION Y LIDERAR 01 dm69
Gestión de clínicas

La odontología vive en una constante evolución que exige una adaptación constante al cambio que, en ocasiones, puede hacer olvidar a un profesional el verdadero sentido de su tarea: dar su mejor versión individual y contribuir al éxito colectivo. En este artículo, el Dr. Primitivo Roig, director y fundador de Clínicas W, describe las similitudes y diferencias de dos de las habilidades más relevantes en la actualidad para cuidar de la clínica dental y de su equipo: dirigir y liderar.

IMG presentacion ORAL TECH   007 (1)
Eventos

El acto ha contado con la asistencia de más de medio centenar de empresas del sector dental, y la participación de Ana Larrañaga, directora de Negocio Ferial de IFEMA MADRID; Eva Beloso, consejera Técnica de Fenin; Luis M. Garralda, presidente del Sector Dental de FENIN; Sonia Gomara, presidenta del Comité Organizador de EXPODENTAL; Ana Rodríguez, directora de ORAL-TECH y de EXPODENTAL, y Jordi Martinez, director de BRAND COMUNICACIÓN. 

IMG 20210916 WA0018 (1) (1)
Opinión

La introducción de la digitalización está suponiendo un cambio de paradigma en toda la medicina y, por ende, también en la odontología. Las Clínicas Dentales de Sanitas están aplicando las técnicas más innovadoras en campos como la implantología y la estética dental, consiguiendo resultados óptimos y con una mayor seguridad.

FT22 Helexia 007
Pensando en futuro

En este artículo, Raúl Calleja, Director de Digitalización y Diversificación de Negocio en Ifema Madrid, analiza los tipos de tecnologías inmersivas que existen y nos muestra las ventajas y algunos ejemplos de incorporar estos innovadores desarrollos a los servicios de una clínica dental.

LOGO DENTALMONITORING
Novedades

La Plataforma de Práctica Virtual de DentalMonitoring es una herramienta digital, complementaria a las visitas presenciales, que facilita el seguimiento y aumenta la comunicación entre pacientes y odontólogos

Manuel Román, Eduardo Espinar y Juan Carlos Pérez Varela durante la apertura del congreso
Eventos

Valencia se ha convertido este pasado fin de semana en la capital mundial de la ortodoncia invisible. Más de 1.800 profesionales de la Odontología han acudido al primer Congreso de Alineadores y Nuevas Tecnologías, organizado por la Sociedad Española de Ortodoncia y Ortopedia Dentofacial (SEDO), que se ha consolidado como el más grande celebrado hasta ahora en todo el mundo.

Revista DM Dentista Moderno

Buscador

Empresas destacadas