Nueva condena penal, tras la acusación del COEM, a un protésico dental y dos auxiliares por delito de intrusismo

3229
Compartir

Tras la acusación del Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de la I Región (COEM) y del Ministerio Fiscal, tres personas que actuaban en un establecimiento situado en la zona de Plaza de Castilla de Madrid han sido condenados penalmente por el Juzgado de lo Penal nº 22 de Madrid, por la comisión de un delito de intrusismo.

Los condenados, uno protésico dental y los otros dos sin titulación conocida, realizaron un tratamiento de blanqueamiento a una paciente (detective del COEM). Éstos tomaron las medidas para realizar una férula y ajustaron la misma, una vez realizada, directamente en la boca de la paciente. A continuación, los acusados suministraron un producto blanqueador cuya composición presenta un 22% de peróxido de carbamida.

Respecto del protésico dental y los tratamientos realizados, la sentencia dice sobre su título “no le habilita para realizar tratamientos odontológicos de ningún tipo sin la prescripción y supervisión de un médico odontólogo o estomatólogo”. El proceso acumulaba una importante demora, los hechos se remontan al año 2011, por lo que el Ministerio Fiscal planteó la atenuación de la pena por dilaciones indebidas del procedimiento, lo que finalmente ha determinado que se haya impuesto una pena de multa por la comisión de los hechos delictivos.

Esta sentencia vuelve a confirmar lo que la Ley prevé, es decir, que la colocación y ajuste de la prótesis en la boca del paciente, corresponde en exclusiva al odontólogo/estomatólogo. El COEM quiere salir así al paso de las declaraciones realizadas por el Sr. José Manuel Urbano (miembro de la Comisión de Defensa Profesional del Consejo General de Protésicos Dentales) cuando afirma que “cuando se coloca la prótesis no se manipula la boca; lo único que se manipula es la prótesis”.

El discurso del Sr. Urbano Granados fue el mismo que utilizó como testigo en un procedimiento penal seguido en Talavera de la Reina por la acusación del COEM contra dos protésicos dentales de dicha ciudad. En aquel caso, el Ministerio Fiscal, el Juzgado de lo Penal y la Audiencia Provincial secundaron la posición del COEM: la toma de medidas y la colocación y ajuste de la prótesis en la boca del paciente es una atribución exclusiva de los Odontólogos y Estomatólogos y su realización por un protésico dental determina la comisión de un delito de intrusismo.

El COEM se adhiere al comunicado sobre las declaraciones del Sr. Urbano emitido por el Consejo General de Dentistas y da su apoyo expreso a su presidente, el Dr. Óscar Castro, ante las graves acusaciones realizadas por el Sr. Urbano, apoyando cualquier acción que se adopte tanto a nivel institucional, como a nivel personal.

 

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta