Óscar Castro informa a Alberto Núñez Feijóo, presidente de la Xunta de Galicia, sobre los problemas y retos que afronta la Odontología en España

167
Compartir

El Consejo General de Dentistas continúa con la ronda de contactos con los diferentes representantes públicos con el fin de llevar a cabo las reformas legislativas necesarias para regular la publicidad sanitaria, poner freno a la plétora profesional y luchar contra el intrusismo que sigue afectando al sector.

De izq a drcha Segundo Rodríguez, Alejandro López, Joaquín de Dios, Óscar Castro.

Esta semana, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha recibido al presidente del Consejo General de Dentistas, Óscar Castro Reino, quien ha acudido en compañía de parte de su Ejecutivo y de los presidentes que integran el Consello Galego de Odontólogos y Estomatólogos: José Mª Suárez Quintanilla, presidente del Colegio de Dentistas de A Coruña; Alejandro López-Quiroga, presidente del Colegio de Dentistas de Lugo y vocal del Consejo General; Segundo Rodríguez Grandío, presidente del Colegio de Dentistas de Pontevedra-Orense; y Juan Alfonso Perotti, presidente de la Junta Provincial de Orense.

Fue un encuentro distendido en el que Óscar Castro ha transmitido a Alberto Núñez Feijóo la necesidad de regular la publicidad sanitaria para “garantizar la calidad asistencial y la salud de los ciudadanos evitando los mensajes engañosos y velando por una información rigurosa, comprensible y veraz, sin que exista posibilidad de engaño”.

Al mismo tiempo, le ha solicitado el desarrollo de una normativa específica en este sentido en la Comunidad Autónoma de Galicia, algo que el presidente de la Xunta se ha comprometido a llevar a efecto tras mostrar su sensibilidad con la situación.

Asimismo, el presidente del Consejo General ha querido plantear la problemática de la plétora profesional, ya que cada año se gradúan en España más de 1.850 odontólogos, lo que ha convertido a nuestro país en la fábrica de dentistas de Europa. De hecho, actualmente la OMS recomienda un dentista por cada 3.500 ciudadanos, mientras que en España hay uno por cada 1.167, lo que incide en la precariedad laboral y obliga a muchos jóvenes profesionales a emigrar.

Otra de las cuestiones que se han tratado ha sido el intrusismo profesional y la urgente necesidad de endurecer las condenas por este delito, puesto que el riesgo que suponen estas acciones para la salud de los pacientes es muy elevado. El presidente de la Xunta aseguró estar “sorprendido” por el gran número de casos de intrusismo existentes en la actualidad en España, principalmente en el sur del país.

Alberto Núñez Feijóo ha ofrecido su plena colaboración en todos estos asuntos y, al mismo tiempo, ha mostrado su compromiso con la sanidad pública y universal para que se aumente la cartera de servicios de la seguridad social incluyendo más prestaciones relativas a la salud oral, algo que ya puso en práctica a nivel nacional cuando ocupó la presidencia del INSALUD y lanzó las primeras unidades bucodentales públicas.

 

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta